LA CASA DE LA CONTRATACIÓN

Inauguramos el blog y la categoría de “Historia” hablando sobre La Casa de la Contratación, uno de los lugares que los visitantes del Real Alcázar de Sevilla conocen menos. Cuando visitamos el monumento, es uno de los lugares que inicialmente no atraen mucho nuestra atención a primera vista. Sin embargo, la Casa de la Contratación es una institución con una enorme importancia para la ciudad de Sevilla, pero también interesante para la historia del mundo.

La Casa de la Contratación

La Casa de la Contratación fue establecida por la Corona de Castilla en 1503 en el puerto de Sevilla como un organismo de la Corona para el Imperio Español. El objetivo principal de la Casa de la Contratación era el control y la gestión del transporte marítimo y el comercio entre el Imperio Español y sus colonias. Estaba ubicado dentro del Real Alcázar, el Palacio Real de Sevilla.

Parte del edificio antiguo se puede visitar. Los dos espacios, conservados hoy, que conservan una parte importante de la historia son el Salón del Almirante y la antigua capilla o Sala de Audiencias. A esta institución, por donde pasaron personajes como Cristóbal Colón o Isabel la Católica, llegaba el oro y la plata de América, haciendo de esta ciudad el corazón del comercio en el siglo XVI.

¿Por qué adquirió tanta importancia Sevilla?

En primer lugar, tenemos que hablar de las Bulas Alejandrinas, que otorgaban a la Corona de Castilla «todas las islas y tierras encontradas y por encontrar, descubiertas y por descubrir, que estén o puedan estar o parezcan estar en la ruta de navegación o los viajes hacia el oeste o el sur, ya sea en la parte occidental o en las regiones del sur y este y de la India». En otras palabras, poco después del descubrimiento de América, estas bulas papales concedían a los Reyes Católicos, Isabel I de Castilla y Fernando II de Aragón, el derecho a conquistar territorios americanos y difundir la fe católica a las lejanas colonias del Imperio Español. Fueron emitidas por el papa Alejandro VI en 1493.

La Corona de Castilla eligió el puerto de Sevilla como sede del comercio con América por muchas razones. Pero la principal era el Guadalquivir, un río navegable en ese momento. Permitió que las embarcaciones pudieran estar más protegidas que un puerto en la costa, como Cádiz. Además, la ciudad tenía excelentes comunicaciones interiores con el resto de las ciudades del reino. De esta manera, Sevilla se convirtió en el puerto y la puerta de las Indias y el principal centro financiero de Europa. Muchos comerciantes y hombres de negocios vieron la oportunidad de riqueza en la ciudad.

Funciones de la Casa de la Contratación

La Casa de la Contratación recolectaba todos los impuestos coloniales, aprobaba todos los viajes de exploración y comercio, mantuvo información secreta sobre rutas comerciales y nuevos descubrimientos, licenciaba capitanes y marineros y administraba la ley comercial. Una tasa del 20% de todos los metales preciosos que entraban en Sevilla, el quinto real, fue recaudado por la Casa de la Contratación. Este boom comercial duró hasta 1717, cuando la Casa de la Contratación se trasladó a Cádiz debido a que el río no permitía ya la navegación hasta el puerto de Sevilla para barcos de gran calado.

La realización de cartas nauticas y mapas era una empresa fundamental para el éxito de los viajes de descubrimiento. La Casa de la Contratación tenía un gran número de cartógrafos y navegantes, archivistas, escribanos y otros involucrados en la producción y administración del Padrón Real, que era el mapa maestro español oficial utilizado como plantilla para los mapas presentes en todos los barcos españoles durante el siglo XVI. El Padrón Real fue mejorado constantemente desde su primera versión en 1507.

Queremos recordar el maravilloso pasado de la ciudad de Sevilla. Contaremos historias increíbles guardadas en los rincones de esta institución. Puedes conocer todo esto y más en la visita al Alcázar de Sevilla.

Comentarios

Deja un comentario